Loading...
Nosotros 2018-05-18T21:16:03+00:00

¿EN QUÉ CONSISTE EL SERVICIO DE CAPELLANÍA?

  • Capellanes acompañan al personal de empresas afiliadas; con su presencia y devocionales semanales nos recuerdan que Dios está con nosotros en el trabajo

  • Consejería familiar o personal

  • Materiales con principios cristianos (la Biblia, estudios bíblicos, suscripciones a revistas, DVDs, folletos, etc.)

  • Visitas a domicilio, hospital, velorio u otro sitio

  • Cursos sobre noviazgo, matrimonio, educación de los hijos, planificación financiera, y metas entre otros

¿CÓMO FUNCIONA EL SERVICIO DE CAPELLANÍA?

  • Uso de los servicios es de carácter libre y voluntario

  • Trabaja desde una perspectiva cristiana interdenomi-nacional, animando a personas a cultivar una relación personal con Dios y activar en la iglesia de su elección

  • Asuntos privados son considerados confidenciales

HISTORIA

OBJETIVOS CON LOS COLABORADORES

Demostrar el amor y el poder de Dios en maneras prácticas, para que los colaboradores y sus familias experimenten el evangelio de Jesús y confíen en él

Invitar e incentivar a trabajadores y sus familiares a integrarse en una iglesia donde puedan crecer espiritualmente y cultivar relaciones familiares sanas

Que creyentes en el lugar de trabajo vivan un estilo de vida que refleje el evangelio de Cristo y así su lugar de trabajo llegue a ser parte del reino de Dios

HISTORIA

Uno de los pioneros del trabajo espiritual en empresas comerciales en el Paraguay fue don Enrique Friesen. Según él, la idea nació hacia el año 1984 cuando se hizo cargo de la presidencia de RECORD ELÉCTRIC. Menciona que no sólo querían dar un sueldo a los empleados, sino también ofrecerles una ayuda espiritual en sus puestos de trabajo.

Por ese motivo se propusieron abrir un pequeño espacio semanal de reflexión espiritual antes de la labor diaria. Lo cual no fue tan cómodo, pues, según las mismas palabras de don Enrique, la primera vez fue muy difícil. En un lugar donde se trabaja con máquinas, se presentó con una Biblia, y esto fue inesperado para los empleados. De esa manera nacía lo que hoy es la Capellanía Empresarial Anabautista.

Entre los años 1988 y 1990 se unieron otras empresas para ofrecer estudios bíblicos a sus empleados y trabajar para que haya un marco de confianza entre los empresarios cristianos. Hubo reuniones entre los directores de Record Eléctric, Comagro, Chacomer y Atlantic. Y estos empresarios buscaron el respaldo moral y espiritual de sus comunidades eclesiales. Y a pesar de que algunos miembros de las iglesias no veían con claridad este proyecto, porque según don Enrique Friesen, era difícil entender la idea de predicar sin la intención de abrir iglesias.

No obstante fueron aceptados y apoyados firmemente por los pastores Werner Franz y Víctor Wall de las iglesias Mennonitas Concordia de Asunción. Las empresas nombradas y el kfk (Comité Supervisor de Asuntos Eclesiásticos) de la Iglesia Mennonita Concordia de Asunción elaboraron un documento que sirvió como base de trabajo espiritual de lo que en ese momento se denominó “Asociación de Empresarios Cristianos”, para hacer realidad la visión.

En ese grupo nació la idea de contar con una persona para llevar las enseñanzas bíblicas a las empresas. Se comunicaron con Paul Amstutz, misionero Mennonita de los EEUU para ofrecerle el desafío. Y así, el 1 de octubre del año 1991 fue el comienzo oficial del trabajo con un capellán con el 25% de su tiempo comprometido para la obra. En principio y hasta comienzo de 1996 el trabajo de Capellanía se denominó “Misión Empresarial de la Iglesia Mennonita Concordia” Más tarde lleva el nombre de “Capellanía Empresarial”. La palabra “Anabautista” fue agregada por sugerencias del Comité Asesor de Capellanía para que el proyecto tenga identidad teológica sin limitarlo al nombre Mennonita.

Hasta el año 1995 había un capellán ya de tiempo completo, y desde 1996 se suma otro capellán a tiempo parcial. Se trabajaba con alrededor de 430 funcionarios repartidos en diferentes empresas y sus sucursales. Para fines del 2001 estaban trabajando tres capellanes a tiempo completo y dos de tiempo parcial. Para fines del 2005 hubo ya un aumento considerable tanto de empresas asociadas como de capellanes. El 2006 concluye con 14 capellanes, la mayoría a tiempo completo y un total de 35 empresas asociadas, con sus diferentes sucursales en todo el país, alcanzando 2.300 funcionarios.

En el año 2015 nuestro equipo contaba con 61 capellanes de tiempo completo o tiempo parcial y seis colaboradores trabajando desde la oficina. Actualmente trabajamos con 60 empresas en las cuales aproximadamente 4.500 personas participaron en las devocionales semanales o capacitaciones. Mensualmente se realizaron más de 1.500 devocionales en los diferentes lugares / empresas. Además cada mes se realizaron estudios bíblicos en los cuales participaron más de 800 personas. Los estudios bíblicos más usados fueron “Vida abundante” y “Una vida con propósito”. Mensualmente se tiene más de 600 consultas de consejería en el lugar de trabajo.

Fuente: “Un Ministerio Pastoral en Empresas Comerciales” de Rogelio Duarte Núñez